21 marzo 2007

Confesiones de otoño


La verdad es que te mentí
Hay palabras que no sé decir
Hay otras que sólo las intento escribir
Otras que simplemente las puedo sentir

Pero tengo muy en claro
Que a pesar de los momentos no muy claros
Tus ojos
Que alguna vez alumbraron parte de mi camino
Cuando se van
Me dejan sin parte de su destino
Aunque vuelvan y vuelvas a partir
Vas a estar a mi costado hasta el morir
(o por lo menos hasta que deje de vivir)

Paloma prohibida
Por culpas ajenas y compartidas
Sabemos jugar con fuego
Como el tango más cruel de nuestros juegos

Te vas jurando que te vas
Llevándote tu miedo a las tormentas
Y mi miedo a no verte nunca más
(intuición femenina de que no existe un adiós total)

Nunca nada es igual
Me enseñaste tantos vicios
Te enseñé tantos pecados
Nos dijimos tantas cosas al oído
Nos reímos tanto del pasado
Ahora pago una pena con gloria
Amar a quien debemos extrañar
Extrañar a quien pudimos amar

Siempre pasa lo mismo
Me entero del comienzo y no del final
Pero en ninguna ciudad del mundo
Existe la facultad
Donde pueda aprender a olvidar
Por lo menos durante tres días

Ya no quiero un ida y vuelta
Prefiero solamente las vueltas
Aunque algunas cosas cambiaron
Y nadie te llegó a avisar
Las teclas oscuras que ponen música a las letras del mismo color
Arrancan los sonidos del alma
Aquella que vuela sin paracaídas
La misma que vos misma conocés

Ahora a comenzar todo de nuevo
(como buen extremista)
Tan sólo buscaba una isla
Donde disfrutar de un buen tequila
Donde padecer un pasado de nueva y vieja despedida
A escribir letras que ya escribí hace un tiempo
Cuando el dolor fue la mejor inspiración
Que dejaste en mi corazón
En la otra despedida

Otro puñal en forma de aguijón
Llegan días distintos a estos días distintos
Fríos en las esquinas perdidas
Noches de calor en la ciudad
La última carcajada que suena en el último cajón

Ya me acostumbré a mis viejos problemas
Envueltos en mi bandera
Que cargo con tanta pasión
Junto a los vicios
Junto al tiempo
Junto al amor

La imagen que no puedo olvidar
Es la que vos elegiste guardar
Palabras que no dicen tanto como las miradas
No te cuesta nada
Encontrarme
Pero no quiero sufrir
Lo que otros quisieran vivir

Me llevo el beso tatuado en el cuerpo
Me llevo tu cuerpo tatuado en los labios
Al igual que la imagen
Que siempre llevaré al costado
Por siempre


18 comentarios:

Race Point dijo...

GapEr,
Muy bello poema. Por estas altitudes, hoy se inicia el equinoccio de la primavera. Pero durante esta cuaresma siento tu Otoño.

un abrazo.
anna.

Isabel dijo...

Sentido y agridulce licor que nos haces beber, mientras tú ya agotaste hasta el último sorbo de tu copa...
No te rindas...
Un abrazo.

mi despertar dijo...

gasper...bueno me has dejado sin palabtras con tu poema.realmente mellega.Abrazos muchachito

nadaquedemostrar dijo...

...hoy no te comento.

Sólo leí y sentí una confesión (tu confesión) como quien escucha a un amigo de acento cadencioso en un bello otoño.

Un beso de primavera.

Maria Cristina dijo...

Hola Gasper
que hermoso poema, tan lleno de pasion, tan lleno de recuerdos, un abrazo para ti, que pases un gran dia

Gasper dijo...

Race Point: Me alegro que te haya gustado y que, aunque andemos en distintas latitudes, se puedan compartir secretos de otras estaciones.
Besos, querida Anna

Isabel: Muchas veces en la mesa quedan las huellas mojadas de un vaso vacío.
Y no te preocupes que esta vez la ronda la pago yo.
Te mando un beso

Mi despertar: Difícil dejarte sin palabras. Cualquier cosa podés tomar las que quieras de acá.
Muchos besitos para vos, Mucha

Nada que demostrar: Gracias por leer (escuchar) y, sobre todo, sentir.
Te mando un beso del color de la estación que prefieras

María Cristina: Gracias por tus palabras.
Este poema fue escrito hace años luz y sin embargo...
Besos y que sigas bien

Ferípula dijo...

Me hiciste acordar a Confesiones de Invierno...y no me puedo acordar la letra!!!!!


Cómo era?


Qué buen poema, Gasper Neruda!

Vení a contarme tus rarezas! ....

Checha dijo...

Uy, me colgué mirando por la ventana un solcito bien tibio y dulce, y una calle muy parecida a la de tu foto y ahora te leo y me da como una tristeza tierna!
Besote!

soleil dijo...

Gasper me estas invitando a tomar lo que quiera...bueno que te parece si organizas para que un grupo de locos como nosotros escriba algo -todos -juntos
que pases un fin de semana tranquilo en familia

Adam & Eva dijo...

Si te gusta el color verde...........

Alicia dijo...

Tranquilamente una letra de tango, pues cuestiones de tango.

Un beso arrabalero.

(muy buena, Gásper)

Clarice Baricco dijo...

Sigue confesándote. Sigue.

Abrazos primaverales

NeoNativa dijo...

Que tristeza el olvido, la ausencia, la soledad..........
Muy buen poema!!!
El otoño llego con todos sus frios y sus calorcitos......

ka dijo...

no te lo vas a creer Gasper, pero has conseguido emocionarme al leer este poema, me has hecho recordar cosas,me pillas en dia sensible...yo tambien prefiero las vueltas, no quiero idas y vueltas,pero a veces no podemos luchar contra las idas; me encanto los besos tatuados en el cuerpo, y el cuerpo tatuado en los labios...sin palabras, me has dejado sin palabras.
un abrazo enorme

Gasper dijo...

Ferípula: En realidad el título tiene su influencia prestada pero para otra estación que es la que hoy anda por acá.
Pero como aquella canción es muy bonita... acá va la letra para tu ausencia de memoria:

Confesiones de invierno
(Sui Generis)

Me echó de su cuarto gritándome
No tienes profesión
Tuve que enfrentarme a mi condición
En invierno no hay sol

Y aunque digan que va a ser muy fácil
Es muy duro poder mejorar
Hace frío y me falta un abrigo
Y me pesa el hambre de esperar

¿Quién me dará algo para fumar
O casa en que vivir?
Sé que entre las calles debés estar
Pero no sé partir

Y la radio nos confunde a todos
Sin dinero la pasaré mal
Si se comen mi carne los lobos
No podré robarles la mitad

Dios es empleado en un mostrador
Da para recibir
¿Quién me dará un crédito, mi Señor?Sólo sé sonreír

Y tal vez esperé demasiado
Quisiera que estuvieras aquí
Cerrarán las puertas de este infierno
Y es posible que me quiera ir

Conseguí licor y me emborraché
En el baño de un bar
Fui a dar a la calle de un puntapié
Y me sentí muy mal

Y si bien yo nunca había bebido
En la cárcel tuve que acabar
La fianza la pagó un amigo
Las heridas son del oficial

Hace cuatro años que estoy aquí
Y no quiero salir
Ya no paso frío y soy feliz
Mi cuarto da al jardín

Y aunque a veces me acuerdo de ella
Dibujé su cara en la pared
Solamente muero los domingos
Y los lunes ya me siento bien

Besos con cancionero


Checha: Bueno, eso es lo que siempre me sorprende del otoño...
Puede lograr esa sonrisa mañanera como una caída de lágrimas al mismo ritmo que las hojas.
Te mando un beso con vista a la plaza de la ciudad de Bolívar
(que es la que está cubierta de otoño en la imagen)

Soleil: Sería un lujo y un placer (cosa que a los dos nos gusta)
En cuanto lo tenga te aviso.
Besososososososos

Adam & Eva: Sabés que me gusta
(ya dejé mis huellas y reflejos en el lugar correspondiente)
Kisses & Besos

Alicia: Cuando garua finito y la percanta no anda por el rioba, el bandoneón se pone triste y quejoso.
Y a la luz del farol apagao el malevaje extrañao me mira pasar sin comprender.
Te mando un beso con un pucho en la boca y una flor en el ojal
(chan-chan)

Clarice Baricco: En eso ando... y por momentos es tan saludable
Besos al oído

NeoNativa: El otoño es así...
La estación más terriblemente poética que conozco.
Te mando un beso otoñal

Ka: Lamento que las palabras escritas te hayan provocado la caída de algunas lágrimas que estaban guardadas para la ocasión.
Si querés, a modo de confesión, te cuento que a mí también se me cayeron algunas durante la escritura.
Te mando un beso enorme y gracias por dejarme compartir con vos estos momentos otoñales

Melina Mas dijo...

Esas confesiones sí que saben a confesiones.
Y el "sin embargo..." que apareció por ahí, también.♥

Gasper dijo...

Melina Más: Es que se tratan de confesiones, y sin embargo...

Te mando un beso grande y gracias por pasar

Sol dijo...

Que preciosas estas letras!!
Voy a seguir paseandome por aqui.