15 mayo 2007

Número equivocado

Para combatir la gripe que me viene siguiendo tan de cerca desde hace algunos días, decidí entrar a tomar algo caliente en un bar alejado del centro. El espeso humo y la corta iluminación que hay en el lugar fueron un cóctel perfecto para hacerme tropezar torpemente con el primer escalón de madera que se encuentra atravesando la puerta de entrada.
Me saco la campera, y me acomodo en el fondo del bar, junto a una de las ventanas.

Al instante se para al lado mío un hombre muy flaco, de cara alargada, unos bigotes extremadamente delgados adornando su nariz puntiaguda, y una cabeza ovalada vestida con unos pocos cabellos aplastados por abundancia de gomina. Con un esfuerzo sobrehumano y sin disimulo, logra hacer una leve mueca con sus labios apenas dibujado sobre su rostro y, desde su boca dormida, deja salir una voz muy aguda que me pregunta qué deseo tomar.
—Un café con crema—, pedí de memoria y giré la cabeza para mirar por la ventana que tengo a mi costado, la lluvia que comienza a caer y a mojar la ciudad.

El mozo irrumpe por segunda vez en mi vida, pero esta vez para arrojar sobre la mesa de madera la taza de café con crema que le había pedido.
El primer sorbo ya consiguió que mi cuerpo entrara rápidamente en un ambiente bastante más cálido, y el suspiro ardiente que largué logró que empañara un poquito el vidrio de la ventana.




Unos tres golpecitos sobre mi hombro izquierdo hacen que me de vuelta para ese lado y observe que el peculiar llamado proviene de una mujer vestida toda de negro y con exceso de maquillaje. Esta extraña dama me examina con sus ojos de oscura inquisición mientras camina, semejando no apoyar los pies sobre el suelo, de una punta de mi mesa a la otra, sin dejar por un instante de mirarme con una duda que envuelve el aire cada vez menos puro del lugar.
Finalmente se acerca a mi oído y con un susurro imposible de describir me pide que me acerque hasta la barra a contestar un llamado telefónico.

Con más rapidez que extrañeza me dirijo al lugar indicado y le pregunto al barman por el teléfono. Este, demostrando estar harto de la gente que viene al lugar y de trabajar todas las noches detrás de la maldita barra, pone una excelente cara de idiota (la cual no le demandó demasiado esfuerzo) y me responde que desde hace más de una semana que no funciona y que cuando lo haga, volverá a ser únicamente para uso y abuso del personal.

Con más extrañeza que rapidez me doy vuelta y voy al encuentro de la misteriosa mujer para que me dé una posible explicación (si es que existe alguna), pero sólo alcanzo a ver como el vestido negro desaparece detrás de la puerta de entrada (y ahora también de salida) dejando en la atmósfera un inquitante aroma a jazmines.

Apenas vuelvo a mi mesa y me siento, escucho el resonante chillido de un par de neumáticos que se desesperan por lograr frenar a tiempo a pesar de la calzada mojada. Por el aire se observa el vuelo de un vestido negro, un montón de maquillaje, y el cuerpo de la mujer que, en unos interminables segundos, aterriza a un costado de la calle, sin la vida que tenía hasta hacía un momento.

Desconcertado por lo que acabo de presenciar, me levanto para salir a la calle pero antes descubro sobre la mesa, junto a la pequeña taza congelada de café con crema, un papel que (de eso estoy completamente seguro) no se encontraba allí antes.
Lo tomo entre mis manos seguras pero temblorosas, presintiendo en todo mi cuerpo los signos de que estaba a punto de descubrir algo que no estaba en mis planes hacerlo.
Sin embargo, con los ojos bien abiertos, leo las pocas palabras escritas que logran que, sin que ninguno de los presentes se percate, me desplome sobre el suelo de madera.

El papel decía:
"Disculpame...
La llamada no era para vos.
Había sido para mí"



Afuera continuaba lloviendo, ahora con mayor intensidad.

43 comentarios:

modes amestoy dijo...

muy interesante. La gripe no ha logrado rebajar tu imaginación.
Un abrazo y que te mejores.

** MARÍA ** dijo...

Oye, escribes con una fluidez que te engancha desde el primer momento y no te suelta hasta el final, se hace amenos leerte.

Una historia que te deja con el ay! hasta que acabas de leerla.

Un beso,


** MARÍA **

peregrina dijo...

Qué bueno profe... de verdad, pasé un buen rato.
Un abrazo

NeoNativa dijo...

mira que hay gente rara x ahi che!!
ja
Cuidate, no tomes frio
Besos

Milonga Fina dijo...

Yo que vos, no piso más ese boliche...

PD: ¿Y la geisha? Besos.

Evan dijo...

La gripe agudizó tu ingenio, me encantó el cuento!!

Estas mejor?

Saludossss

Gasper dijo...

Modes Amestoy: No, no la ha rebajado, sino que la ha hecho desaparecer, jajajaja.
Un abrazo grande

María: Ay, me hiciste poner colorado.
Te mando un beso grande y gracias por tus exageradas palabras

Peregrina: bueno, de eso se trata, ¿no?
Besos para vos

NeoNativa: Y las que faltan que se nos crucen.
(aunque supongo que ellos dirán lo mismo de nosotros, jajajaja)
Besos nena

Milonga fina: No te preocupes que lo clausuraron por permitir la entrada a espíritus sin habilitación municipal.
Y la geisha tenía que ver con otra historia pero que no apareció por acá.
(perdón por la intriga)
Besos misteriosos

Evan: En algunos casos lo agudo es grave.
Gracias por pasar y... ¿fue tu cumple?
Te mando un beso con un tirón de orejas por si acaso

mi despertar dijo...

Me tenés enganchada escritor,quiero más...me encantó. Hay diferencias entre :un blogger y un escritor:.por supuesto que las hay...
besitos argentinos


te [pasaste pibe

Anónimo dijo...

¿Cuánto te va a durar la gripe? Igual, es claro que no fue TU llamada y seguís por acá, escribiendo. Podrías escribir por otros lugares, tanbién.

Willowcita dijo...

Excelente relato. Hasta ahora solo había leido cosas que te pasaban a vos y había visto fotos con muy buen gusto.
Tiene muy buen ritmo y gancho, como diria mi profesora de narrativa.
Vos escribis directamente en la pc o lo haces en papel y dp lo pasas ?

Neres dijo...

ya me estaba creyendo el cuento, y dije, yo que me quejo de las cosas que me pasan y Gasper que se codea con el inframundo, jeje. Pásame uno de esos bichos a ver si la imaginación se me arregla.

De que eres maestro? mi interés crece y crece (las voces dicen que corras)

Neres dijo...

a que me lea el perfil, bueno ya, ya supe de que, bueno una no puede estar en todo, (este paréntesis encierra un momento penoso)

Carlos dijo...

Ufff...me dió un poco de miedo, pero me pongo de pie para aplaudirte...

Aplausos telefónicos olor a Jazmín.

Bárbaro Gasper.

Clarice Baricco dijo...

Empiezo a desear que la gripa no se te quite, jajajaja...
Me encantó tu letra gripal!!

Creo que ahora si quiero que me contagies, jajaja

Beso

Susymon dijo...

Buenísimooo...me encantó el relato costumbrista, adoro el café con crema tomado en esos barsuchos de mi querida Buenos Aires ahora tan lejana, un abrazo patagónico que te mejores pronto!!!

Juan Ignacio dijo...

Revisá bien los bolsillos de tu saco, seguro te afanó algo!

Un abrazo!!!

Maby dijo...

Una mujer menos...

Gasper! Tus relatos me tensan hasta el final! Esos Cafés de ciudad... Entre esta mujer y el Señor canoso que no volvió nunca más... Gasper!

En serio ahora. Me encanta como definís en los detalles. Atchís!

*AntagoniSta* dijo...

Me pregunto, a qué cafés asiste?, digo... misteriosos si los hay, y sin dudas un festín de musas para sus letras!!

Y bueh... no lo puedo evitar, lo aplaudo de pié :)

Susana P. dijo...

Me ha encantado el relato, como decimos en andalucia, tengo la piel de gallina.
Un beso

Gasper dijo...

MI despertar: Mucha, tus palabras escritas me empujan a continuar, y te agradezco demasiado por eso.
Besos en continuado

Anónimo: La gripe ya se fue y por suerte (aunque no para todos, yo sigo acá).
¿Escribir en otros lados?
¿En alguna pared?
Ya veremos...
Abrazo y la próxima podría firmar aunque sea con algún seudónimo, ¿no?

Willowcita: En realidad todo me sucede a mí (hasta lo que no, jajaja)
Te agradezco tu comentario y te cuento que escribo directamente sobre la hoja... cibernética.
Hace tiempo que ya me acostumbre a este lugar.
Besos con buen ritmo

Neres: Jajajaja, sí, algunos perfiles dejan ver algo de uno (y no me refiero sólo a narices)
Te mando un beso de frente

Carlos: Siéntese y no sea exagerado.
Y ahora sos vos quien con tus aplausos con aroma a jazmines me dio un poquito de miedo.
Saludos temblorosos
(qué miedosos, che, jajaja)

Gasper dijo...

Clarice Baricco: No, otra vez engripado no!!!
Prometo esforzarme, de verdad.
Besos sanos

Susymon: Ni que lo digas... Los café con crema son exquisitos, y los patagónicos también tienen su encanto.
Besos con crema

JIVA: En realidad fui yo el que aprovechó y se fue del bar sin pagar.
Otro abrazo, shhhh...


Maby: Bueno, relájate y... toma un buen café (con crema, claro)
Besos y gracias por tus palabras detalladas

Antagonista: Bueno, obviamente no era el mismo café que el anterior, ya que al que iba los jueves, no volví nunca más.
Pero hay tantas historias de café...
Besos y espero que alguien te devuelva la silla.

Susana P.: Acá la piel de gallina se las dejan a los que son de un equipo de fútbol muuuyyyyy feo.
(pero, oh casualidad, también tiene que ver con el miedo)
Te mando un beso protector y gracias por venir desde lugar tan bello.

Melina Mas dijo...

Excelente relato!!!
(Creo que el que se haya enfriado el café te salvó la vida, evidentemente o te robó algo o te envenenó el café!)

Anónimo dijo...

En la pared...como la canción de "cuando se le acaba, ese papelito, sigue dibujando en la pared, no está tan bien!" Yo me refería a otros lugares.
Saludos, ANÓNIMO (¡Tomá!)

Maria Cristina dijo...

paso a saludarte y ya estas mejorcito de la gripa???, espero que si, un abrazo

** MARÍA ** dijo...

Llego de nueno a visitarte y releo. Mi comentario te pareció exagerado...

No creí que lo fuera, no fue esa mi intención.

Un beso,


** MARÍA **

Gasper dijo...

Melina Mas: Hmmm... No había pensado esa posibilidad del atentado.
(pucha, ya ni salir a tomar un café con crema tranquillo)
Beso bajo la lupa

Anónimo: Cómo verá la respuesta al comentario de arriba, no pienso tomar nada (y además un tonito medio...)
Por otra parte, esa canción infantil y hermana, no sé si tendrá algo que ver con su anonimato, pero bue... hoy no tengo ganas de andar jugando a los detectives.
(¡TOMÁ VOS!)

María Cristina: Hace rato ya que la gripe se fue con otro (snif)
Besos sanos

María: Supongo y espero que no lo hayas tomado a mal.
Con lo de tu exageración me refirí simplemente a que tus palabras llenas de tan buena onda, como ya te dije en la anterior respuesta, hizo que me ponga colorado.
Me siento exageradamente agradecido por tu elogio.
Besososososososssss....

Dédalus dijo...

Gasper, has estado genial, tremendo, tope. Me has puesto los pelos como escarpias y eso se agradece.
Un gustazo leerte.

tanguetto dijo...

Que bello relato.
Me puso la piel de gallina.

claudio loia dijo...

Me perece un relato magico y magistral, como nos trasladaste a todos hasta ese ficticio cafe, desde el primer tropiezo, hasta la ultima gota de lluvia. Muy, pero muy bueno.
Saludos amigo y un consejo, no dejes propina, ese mozo es un guacho

Claudio Loia.

Ninoschka dijo...


disculpa que pase sin dejar comentario a tu blog... pero vengo corriendo para tan sólo saludarte y desearte un lindo fin de semana.
Cuidate mucho... sip!
Bss
-yo-

´´´´´´´´´´´´´,;****,´´´´´´´´´,;;,
´´´´´´´´´´´´,*¨¨,'¨¨*,'´´´,
´´´´´´´´´´´,**¨¨¨@";';;-..'
´´´´´´´´´-,¨**¨¨¨¨")'-'¨´
´´´´´´´´//,***¨¨¨¨*´¨¨¨'
´´´´´´´(,(**/*"¨""¨¨*
´´´´´´((,*/*;);*)¨¨¨¨*
´´´´´((,**)*/**/'¨¨¨¨*
´´´´,(,****.:)*'¨¨¨¨¨*
´´´((,*****)¨¨¨¨¨¨¨*
´´,(,***/*)¨*¨¨¨¨,¨*
´´,***/*)¨*¨¨,¨*
´)*/*)*)*¨¨*
/**)**¨¨"\)\)
*/*¨¨¨,...)!))!)........,
",¨¨¨¨)----"--"------/

nadaquedemostrar dijo...

...devoré tu escrito!

...fantástico!

...más!

Cecis ... funámbula dijo...

Excelente relato, un fluir increible de las palabras y un juego de frases magistral...aplausos para uno, con gripe y todo...
Besos y abrazos

Gasper dijo...

Dédalus: Espero que no tengas que ir a la peluquería por andar leyendo estas historias.
Saluditos...

Tanguetto: Me alegro por las sensaciones producidas.
Te mando un abrazo grande
(acabo de entender la causa por la cual hay carteles que piden tener "cuidado con el perro" pero ninguno con las gallinas)

Claudio Loia: ¿Quién te dijo que ese café es ficticio?
Lo único real de la historia es que al mozo no le dejé ni una moneda sobre la mesa.
Abrazo de verdad

Ninoschka: ¿De verdad viniste corriendo para saludarme?
Bueno, te agradezco la atención y la sorprendente imagen de ese pajarito que me dejaste acá.
Pregunta, ¿come alpiste o puntos suspensivos?
Besos pausados

Nada que Demostrar: Tranquila que le puede hacer mal.
De a poco... de a poco...
Besos devoradores

Cecis ... Funámbula: Che, gracias por las palabras, comentarios, elogios y aplausos.
¿te ayudo con algo?
Te mando un beso GRANDE

Ferípula dijo...

Qué miedo!!!
Y desde otro auto el que la había llamado ve cómo "su nueva pareja" atiende el teléfono... A ella la perdonará... pero a él.. a él no!

Salí por la puerta de atrás!!!!

Que no queremos perderte! :)
Cuidate de la gripe y de los gangsters!!! jaja!

Anónimo dijo...

Duda: por qué tengo que bajar tanto para leer tu escrito???
Anónimo.

Sonrisa de luna dijo...

buenos dias que tal?, ajajajajajaj bua me parto de la risa si e sque lo que no te pase a ti no le pasa a nadie, ajajajjajajaja la señora tenia ganas de chinchar y te vio cara de primo, ajajajajajajajaja, ainssssssssss
espero que ya estes mejor
besitos que pases un buen lunes

Gasper dijo...

Ferípula: ¿Sabés de qué me acordé?
Hace un par de años tenía un programa de radio que se llamaba "Salida de emergencia".
(de todas maneras, ya se sabe que cualquier semejanza con la realidad...)
Besos por la ventana

Anónimo: ¿Será por tu altura?

Sonrisa de Luna: ¿"Chinchar"? ¿"Cara de primo"?
Creo que me estoy perdiendo de algo interesante.
Te mando un beso universal

Arleqino dijo...

así es. no sabemos cuando podemos recibir la llamada... mientras tanto, hagamos como el tipo que está detrás de la barra, pongamos nuestra mejor cara de yo no fui (o mejor: yo no seré). al fin y al cabo, la muerte no es más que una cuestión estadística, ¿quién puede asegurar que no es inmortal?

un abrazo exorcisante, mi amigo, creo que lo necesita.

Cecis ... funámbula dijo...

Merecidos...ah....sin mucho permiso, estas ahi, espero no moleste el atrevimiento....
Besos

Melina Mas dijo...

hey te dejé un regalito en mi blog, lo viste?

Melina Mas dijo...

que se te va a pasar la gripe y no lo vas a poder disfrutar tanto che....

Lady Greta dijo...

La lluvia tiene muchas facetas como un diamante como la vida misma , vive todas sus facetas, hasta el limite y seras feliz por siempre, algunas nos dejan experiencias agradables y otras no tanto pero se que estas en unas de mis facetas favoritas me gustan mucho tus letras regresa a descansar un poco al bosque te estoy esperando.
Besos
Greta

Mireya dijo...

Genial!! porqué será que tenemos siempre esa urgencia cuando nos llaman? Saludos