20 mayo 2008

Tiempos modernos

Nada más le pregunté la hora...





Pero no tenía tiempo para responderme.

12 comentarios:

Maria Cristina dijo...

muy cierto el tiempo es oro en la actualidad pero hay que bajar nuestro nivel de velocidad para ver y valorar las cosas simples de la vida

Evan dijo...

A tanto hemos llegado?? Tan apurados vamos por la vida?

Un beso, que bueno que volviste!! :)

Sol dijo...

Mmmmmm... sí, conozco gente así. Qué triste...

Juan Ignacio dijo...

No tenes celular? fijate ahi

Carlos dijo...

Ciertamente, una espiral vorágine Gasper...

Monica dijo...

Siempre hay un momento justo para la justa palabra...lástima que a veces lo dejamos pasar sin oirlo.
Besos Gasper

mi despertar dijo...

Contestar es tiempo sin horas ..y en las horas del tiempo... se nos va la vida
besitos

Nobska dijo...

Del apuro no queda sino el cansacio ... y por eso ando agotada en estos dias... pero la vida exige y exige cada dia mas.

Gasper, te deseo un buen fin de samana. Que gusto que estes de vuelta!!!

Shikilla dijo...

Tempus fugit, amigo, pero siempre es mucho más importante poder mirar a alguien a los ojos y contestarle a su pregunta que ir en pos de un tiempo que, corramos o no, pasará.

Me alegro de volver a asomarme por aqui, siempre tiernas tus historias.

Fabiana dijo...

vivimos acostumbrados a tantas paradojas.. que ya casi ni nos damos cuenta...
un beso!

** MARÍA ** dijo...

Con lo facilito que es llevar un reloj en la muñeca y no perder el tiempo en preguntar la hora; claro que en levantarse la manga de la chaqueta también se pierde el tiempo.

En fin amigo, Gasper, en cualquier cosa que hagamos se nos va el tiempo sin darnos cuenta; aprovechemos pues cada momento sin reparar en las horas.

Besos tiernos y dulces para ti, es un placer saber que sigues aquí.


** MARÍA **

Alicia dijo...

Y mirá lo que preguntás vos a la gente que anda apurada...

Beso!