01 agosto 2008

desde el mar



salgo del mar
de mi casa en el mar
en el fondo del mar
con las valijas mojadas en mis manos
dejando las huellas más profundas de mi existencia
después del adiós que me gritaste en la cara

las olas enormes (allá arriba)
iban y venían
como las dudas que ahora se avecinan
y me arrojan a la arena
de una costa argentina

los turistas sin sombrillas
me miran sorprendidos y se preguntan
cómo hice para perderte a vos y a mi antiguo mundo
mis pasiones sin razones tienen la respuesta
deseaba un último deseo
y me alejé sin darme cuenta
al paso de una fugaz estrella de mar

ahora no es extraño que te extrañe
ni que me caigan lágrimas de sal
recordando la noche de tormenta
en que nos dimos aquel último beso salado
que hoy quedó tan atrás en el tiempo
y tan presente en mi agudo pensamiento

no te miento
si te digo que hoy me arrepiento
de los tiempos que me dejé atrapar por otras redes
tan resistentes a mi débil mente
y se ahonda mi pena
(maldita pena)
al saber que
finalmente
te perdí para siempre
mi amor
mi querida y adorada sirena

4 comentarios:

Maria Cristina dijo...

para no olvidar esta despedida con tu sirena, gran poema, saludos

MAR dijo...

Muy lindo!!!
te extrañaba pero no te podía encontrar´.
Besos para ti.
mar

Ferip dijo...

EYYYYYYYY!
Dónde estás????
Yo pensé que no había blog...y se te fue pálfondo!
Bueno, el poema...una tristeza perder a una sirena, como perder un unicornio...

Sacá esos enlaces largos que te tiran los post para abajo.
Señales! Danos una señal.
un abrazo!

Monica dijo...

Las sirenas como los príncipes azules son esas cosas que se llaman ideales, que no llegan nunca a nuestras vidas comunes y que la mayoría de las veces,si es que llegan, los solemos perder a la vuelta de la esquina.
Pero como dice el refrán...!! Quien te quita lo bailado !!
Besos amigo