16 septiembre 2006

Lalo cura la locura

Me acerqué con cierta cautela hasta el muro del manicomio.
Un amigo me ayudó a treparme y desde allá arriba pude apreciar ese mundo demencial que pocos se atreven a mirar con sus propios ojos.
De inmediato descubro a un grupo de personas discutiendo con rabia por cuestiones para nada importantes.
Había también, del otro lado del muro, mujeres de extraños peinados y crueles miradas, y otras de extrañas miradas y crueles peinados.
Me llamó la atención un religioso vestido con sotana y Biblia de bolsillo hablando como si él fuese el mismo Dios.
En un rincón pude ver a unos chicos buscando desesperados un poco de infancia.
A lo lejos pude distinguir a dos hombres que se peleaban con fuerza y fiereza mientras otros muchos miraban sin intervenir (y hasta me pareció adivinar en algunos rostros cierto goce).
También había un par de viejitos solos, sin familiares dispuestos a visitarlos, y con claras y tristes intenciones de terminar con esta vida de abandonos y soledades.

Con lágrimas en los ojos le pedí a mi amigo que me ayudase a bajar del muro del manicomio.
Una vez en el suelo me preguntó por lo que había visto detrás del muro, y le conté de cada uno de los extraños y tristes personajes que existen del otro lado de la pared.
Mi amigo se asombró de lo que le contaba y, bajando la voz y acercándose a mi oído, me preguntó:
¿Y por qué somos nosotros los que estamos encerrados en este manicomio?

No supe qué contestarle.

18 comentarios:

Marcelo dijo...

que buen escrito loco!
...

¿Sera por ésto que me siento tan "hermanizado" con esa gente encarcelada por carcelarios encarcelados?

"...no, es la serie continua de pequeñas tragedias/lo que envía a un hombre al manicomio(...)el espanto de la vida/es ese enjambre de trivialidades/que pueden matar más rápido que el cáncer/y que siempre están ahí..."

y siga y siga...

Wolf dijo...

Debo admitir que prejuzgue su artículo, viendo el titulo pensé que se trataba de un articulo futbolistico y por su locura por cierto equipo de fútbol el cual esta semana tuvo presencia en los medios. Pero me equivoque.
WOLF

Gasper dijo...

Será que la vida está formada (también) por esas "pequeñas tragedias que te envían al manicomio" que todos nos encontramos encerrados del lado de afuera.

Gracias Marcelo por compartir la sana locura de la escritura.

Y seguiré y seguiré...

Gasper dijo...

Querido Wolf:
No hay que pre-juzgar, no hay que pre-ocuparse, no hay que pre-star lo que no te devolverán jamás (en esto se incluye el corazón, obvio).

Los artículos futbolísticos los dejo para cuando mi estado físico mejore. Mientras tanto la corona está muy bien guardada en casa, y el palacio en la calle Brandsen y Del Valle Iberlucea.

Saludos amigo!!

Luis Muñoz dijo...

Hola Gasper, menuda sorpresa me llevé al final del relato.

Quizá te haya faltado algunos que piensan tener la verdad y pelean con otros que también piensan tener la verdad, te faltó el tipo que se cree un ser superior y sube arriba de una tarima para que todos alabemos sus palabras y sus hechos. El mundo es un desfile interminable de locos sueltos, y así estamos.

Te felicito

Emmanuel dijo...

Acaso no somos felices antes de encontrar la razon y después de perderla? me dijo algo así un libro amigo, llamado Werther.

Gasper dijo...

Luis Muñoz:
Justamente por tratarse de "un desfile interminable de locos sueltos" fue que decidí no hacer la lista completa, jajajaja

Me alegro haberte sorprendido sobre la hora y, sobre todo, me alegro por tu visita.

Gasper dijo...

Manu, hermanito:
El que pierda la razón, no sólo no se alegrará, sino que lo más factible sea que compre otro diario.

Te mando un besote y saludos al, también, joven Werther.

Ramiro dijo...

me quedé colgado cuando te iba a comentar algo y vi el promer comentario (de marcelo) que te dice "Qué buen escrito, LOCO"

y me parece que todo lo demás, consciente o no, sobra.

Gasper dijo...

Más vale que sobre y no que falte (escuché decir una vez a una loca).

Gracias Ramiro por la visita, y espero que te hayas podido descolgar.

voyeur dijo...

el otro lado siempre tiene su punto de vista.

ah, gracias por el link.

saludos.

Gasper dijo...

Voyeur:
Es verdad que "el otro lado siempre tiene su punto de vista", será por eso que todos nacemos con dos ojos. Después el aprendizaje de la mirada es otra cosa.

Saludos, gracias por la visita, y de nada lo del link.

Penélope dijo...

qué bué no!!!
así, todo acentuado. El pensamiento lateral agradecido
besosss

Gasper dijo...

Gracias, gracias!!!
(dijo el pensamiento lateral)

Penélope, no sólo de acentos vive el hombre, pero qué haría Ricardo Tilde sin ellos.

De todas maneras te agrego que también le pongo techito a la "T", que hago panzonas a la "b" y a la "d", que le pongo un granito en la frente a la "i", y que la mayoría de las veces, a la "h" la dejo muda.
Pero bue... son gajes del oficio.

Besos...

Anónimo dijo...

Disculpame la letra dijo un loco...y estaba escribiendo a maquina. A veces la locura y otras tantas locuras nos parecen locas pero en realidad es que este mundo esta tan loco...y nos parece tan normal que no nos damos cuenta de lo realmente locos que estamos.
Te mando una abrazo LOCO!!!

Diego (tu demencial amigo de tantas locuras realizadas)

Gasper dijo...

Dieguito, amigo mío:
¿Y qué te puedo decir que no te haya dicho antes?

Todo lo que decís es verdad, pero no sé si el mundo está loco o demasiado mareado por tadas las vueltas que sigue dando (y nosotros montados sobre él).

Te mando un beso grande y el abrazo te lo mando por medio de un oso con alas que tengo acá a mi servicio porque yo todavía no conseguí que me saquen este chaleco.

Te quiero mucho!!!

Anónimo dijo...

No hace falta mirar hacia adentro, ni hacia afuera para descubrirnos, ya que desde el instante en que al super loco se le dió por hacer muñequitos de barro para meterlos en esta gigantesca y loca calesita que nos hace girar como locos durante toda la vida sin saber si estamos de costado, arriba o abajo. Esto nos convierte en locos, medio locos y cuerdos, desde el punto de vista de los cuerdos que son una minoría y no quieren reconocer que en realidad están locos (es muy loco esto).

"La locura tiene un cierto placer que sólo el loco conoce"

Gasper dijo...

Don Anónimo:
Permítame ponerle un fondo musical a su racional comentario, más allá de la locura de toda esta realidad.
Y gracias por participar...


"Soy víctima de un dios
frágil temperamental
que en vez de rezar por mí
se fue a bailar
a la disco de un lugar.
Quiso mi disfraz
vivir como un mortal
como no logró, matarme
me regaló, una visión particular"

(El loco, Babasónicos)