04 noviembre 2006

Cosas que pasan

El origen casi no lo recuerdo. El origen de la pelea, de la discusión, del alejamiento eterno que nunca fue explicado. Evidentemente fue producto de la pasión sin una pizca de razón… aunque quieras tener razón. Y pensar que en un principio hubo amor, o un primo segundo del amor. Qué sé yo. Cosas que pasan. Y justamente este “amor” también pasó. Se fue con sus valijas de buenos momentos a otro lugar que era el mismo de siempre.

Los amigos compartidos y sin partir se habían quedado con una postal rota de nuestra efímera relación. Y el tiempo fue cambiando los almanaques y aquel acercamiento dulce y obligado se convirtió en una amistad a los palos y verdadera. Una relación de menta y chocolate. Salidas, bares, encuentros, desencuentros, confesiones, diferencias, humores variados y demás cambalache coctelero, todo en el mismo mundo, todo en el mismo barrio.

Más almanaques cambiados y la relación que se hizo más cercana, y hasta alguna que otra estrella marcando el rumbo con clara intención de despiste. Hasta que una mañana-tarde-noche saltó la ficha del interruptor y su cabeza desplegó toda una seria de incoherencias en defensa del mal consumidor. Hubo gritos por escrito, oraciones con sujetos y predicados plasmados en las grabadoras, palabras que no decían nada pero igual aguijoneaban, y demás formas y deformas de decir no va más… Y yo no fui más, por lo menos hasta la última vez que aparecí (después de tanto tiempo) con mis credenciales del olvido recordando la salida de emergencia. La misma salida de emergencia por la que desapareciste cuando aparecí (después de tanto tiempo) con mis credenciales del olvido.

Pero hoy todo eso cambió. Hoy, siendo un día tan simple, fue especial, raro, extraño, como encendido, porque me llamaste desde la puerta y me pediste que me quede para aclarar todo. Que estabas dolida. Que no te resultaba fácil. Que era una mentira piadosa la amnesia de mi nombre. Que era una estupidez todo lo sucedido. Que había que arreglar esto de una buena vez. Que me querías. Que…

Hubo un ruido allá afuera de neumático que se revienta y yo me desperté. Tu imagen se había desvanecido y yo me quedé un poco decepcionado, un tanto dolorido, bastante confundido, y sin poder recordar el origen de todo esto. De la misma manera que me sucede con vos. Qué sé yo. Cosas que pasan.

17 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Simplemente pasó para que tú escribieras.

Abrazos...

nadaquedemostrar dijo...

...como siempre dudo entre comentar tu narrativa (hermosa) o ese tremendo vacío al despertar. Lo primero ya lo hice...lo segundo también.
Un beso narrado y lleno.

soleil dijo...

Vengo del mismo planeta tuyo de buenos aires. BAIRES...y gracias compatriota por leerme

Marcelo dijo...

creo que una de las peores sensaciones es despertar creyendo haber recuperado algo tan deseado y darse cuenta inmediatamente de la ausencia.
aunque también pasa al revés y esta bueno...

abrazo de sueño de Dalí y Bueñuel

Gasper dijo...

Clarice: Todo pasa y todo lo trato de escribir.
Son cosas que pasan.
Son historias que escribo.
Besos...

Nada que demostrar: Es esa la misma duda que a todos nos visita a la hora de avanzar.
Gracias por los cuidados (las palabras) y por lo hecho.
Te mando un beso que no pase, que sea certero

Soleil: De nada tocaya, ha sido un placer.

Marcelo: Ya con despertar estoy contento porque quizás pueda cumplir ese sueño que se esfumó al abrir los ojos.
Te mando un abrazo de despertador sin cuerda ni pilas (para que no te moleste al despertar)

Anónimo dijo...

Gasper, mi estimado, con esto que escribiste Joaquin Sabina se hace un album doble.
Todo en la vida son cosas que pasan. La vida es una cosa que pasa. El tema es ver como es la cosa y por donde la hacemos pasar. No te parece que, a veces, lo efimero termina siendo demasiado largo el en almanaque????

Un saludo grande.

Anónimo dijo...

pasaba por acá vi luz y entre, permisooooo.. Muy bueno don gasper, sencillo ,real pero emotivo

salud y buenos alimentos

Gasper dijo...

JIVA: Gracias por el comentario sabinesco, aunque no sé si Joaquín estará tan agradecido.
Y sobre los almanaques... es que lo efímero finalmente queda tan marcado antes nuestros ojos...
Te mando un abrazo de 500 noches

Roberto Sánchez: Bienvenido!!!
Me alegra que ande por acá, y le comento que si otro día pasa y no hay luz, tenga cuidado con los escalones al entrar.
Hasta la próxima...

Nestor dijo...

Machado escribió esto:

"Todo lo perdemos
y todo nos perderá."

La memoria siempre encuentra nuevos atajos,encrucijadas,y salidas de emergencia.

Un paseo por tu blog,y me voy intentando prender un pucho mojado,y tantas cosas mas...

Abrazos y palabras

j.p castel dijo...

un cantante iberica, de voz arenosa, (que no es muy de mi agrado) dijo en una cancion: no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamas existio

muy bueno gasper, un placer leer un texto tan fluido en que las palabras van resbalando en nuestros ojos.

abrazo de nueve goleador con polvora mojada

penélope dijo...

y es como si de repente hubieras encontrado un manojo de cartas escondidas en algún cajón olvidado (el papel un poco amarillo, la cinta que las ata un poco arrugada)...

beso grande

Emmanuel dijo...

y?

Gasper dijo...

Néstor: Muy sabia la frase de don Antonio, pero el que no puede olvidar aquello que recuerda, a veces sigue sintiendo un dolorcito acá al costado.
De todas maneras, tengo más puchos mojados para compartir.
Abrazos y otras palabras

J.P.Castel: Coincido con la frase que trajiste del amigo Joaquín, pero los sueños existen y lo más probables es que esta historia... también.
Te mando un abrazo de Loco Gatti

Penélope: Encontrar algo sin buscarlo es mejor que buscar algo sin encontrarlo.
De todas maneras sigo caminando atento.
Te mando un beso sin buscar

Emmanuel: Eh?

soleil dijo...

Eres muy divertido con los comentarios. Abrazos desde Miami

La hormiguita dijo...

Lo más terapéutico es el olvido.
Saludos

Nosferatu dijo...

llegué akí porke me da mucha gracia la foto de tu perfil. no es la primera vez ke llego. y sí, tus textos son geniales.

un abrazo.

Gasper dijo...

Soleil: ¿Te parece? A ver... Hmmm... No creo... pero bueno, si a vos te divierte, bienvenida a este mundo.
Te mando un beso divertidísimo

La hormiguita: Lo que ocurre es que hay ocasiones en que me olvido de olvidarme.
Te mando un abrazo (antes de que me olvide)

Nosferatu: Bueno, también tengo otro perfil, no te creas.
Te agradezco el piropo a los textos, pero sobre todo me alegro que por fin hayas entrado dejando tus huellas.
Te mando un abrazo de perfil